[Back to Overwiew]  [IACM Homepage]


Boletín de la IACM del 04 de Febrero de 2004

Inglaterra: Entra en vigor una ley más flexible sobre el cannabis

El pasado 29 de enero entró en vigor la nueva normativa inglesa sobre cannabis. La planta ha descendido en su status de peligrosidad, y se equipara ahora a sustancias como los anabolizantes esteroideos y los antidepresivos. Esto significa que, en la mayoría de los casos, la posesión de cannabis no implicará arresto. Según una reciente encuesta realizada entre 2.500 británicos, el 52% se manifestó a favor del cambio legal llevado a cabo.

Bajo la nueva ley, la posesión de cannabis será ilegal pero "por lo general no constituirá un delito que lleve aparejado arresto". Normalmente solo recibirá una amonestación de la policía y la confiscación de la sustancia. En determinadas circunstancias sí podrá llevar penas de arresto, como son los casos de consumo en lugar público y la tenencia en recintos donde haya niños o en lugares cercanos.

Varias asociaciones médicas han advertido que la decisión del gobierno de suavizar la normativa sobre el cannabis podría tener repercusiones a nivel de salud pública. El Dr. Peter Maguire de la British Medical Association dijo: "A la BMA le preocupa mucho el hecho de que la población quizás piense que esta reclasificación signifique que la sustancia es segura. Y no es así. Fumar cannabis de manera crónica aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón, cáncer pulmonar, bronquitis y enfisema."

Pero el 26 de enero Michael Rawlins, presidente del Equipo Consultor del Misuse of Drugs, dijo que era hora de considerar la posibilidad de ir aún más lejos, y que los miembros de su equipo estudian nuevas formas de cuantificar la peligrosidad relativa de la totalidad de las drogas ilegales.

(Fuentes: The Guardian del 27 de enero 2004, Western Gazette del 29 de enero 2004)

Inglaterra/Suiza: La muerte no estuvo causada por el cannabis

El pasado 29 de enero entró en vigor la nueva normativa inglesa sobre cannabis. La planta ha descendido en su status de peligrosidad, y se equipara ahora a sustancias como los anabolizantes esteroideos y los antidepresivos. Esto significa que, en la mayoría de los casos, la posesión de cannabis no implicará arresto. Según una reciente encuesta realizada entre 2.500 británicos, el 52% se manifestó a favor del cambio legal llevado a cabo.

Bajo la nueva ley, la posesión de cannabis será ilegal pero "por lo general no constituirá un delito que lleve aparejado arresto". Normalmente solo recibirá una amonestación de la policía y la confiscación de la sustancia. En determinadas circunstancias sí podrá llevar penas de arresto, como son los casos de consumo en lugar público y la tenencia en recintos donde haya niños o en lugares cercanos.

Varias asociaciones médicas han advertido que la decisión del gobierno de suavizar la normativa sobre el cannabis podría tener repercusiones a nivel de salud pública. El Dr. Peter Maguire de la British Medical Association dijo: "A la BMA le preocupa mucho el hecho de que la población quizás piense que esta reclasificación signifique que la sustancia es segura. Y no es así. Fumar cannabis de manera crónica aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón, cáncer pulmonar, bronquitis y enfisema."

Pero el 26 de enero Michael Rawlins, presidente del Equipo Consultor del Misuse of Drugs, dijo que era hora de considerar la posibilidad de ir aún más lejos, y que los miembros de su equipo estudian nuevas formas de cuantificar la peligrosidad relativa de la totalidad de las drogas ilegales.

(Fuentes: The Guardian del 27 de enero 2004, Western Gazette del 29 de enero 2004)

El 20 de enero de 2004 el periódico Daily Telegraph informó de que el cannabis había sido la causa de la muerte de un británico de 36 años. Sin embargo, una revisión de los datos del informe toxicológico y la autopsia realizada por un experto suizo ha dado como resultado de que no hay motivo para pensar que el repentino fallecimiento de Lee Maisey ocurrida en agosto de 2003 fue debida al cannabis.

Maisey venía fumando seis cigarros de cannabis al día desde hacía 11 años, lo cual ha sido catalogado por algunos periodistas como "excesivo". El día de antes, 22 de agosto de 2003, se había quejado de dolor de cabeza, y la mañana siguiente fue hallado muerto en su casa. Michael Howells, fiscal local que dirige la investigación de la causa de la muerte, dijo que Maisey no padecía de nada y que no había consumido alcohol al menos durante las 48 horas previas. Se encontró en su sangre "altos niveles de cannabinoides". El informe ha hecho que se lleven a cabo nuevas advertencias sobre la peligrosidad de esta sustancia. "No he visto nada parecido hasta ahora. Contradice la idea de que el cannabis no puede matar a nadie," dijo Dr. John Henry, profesor de toxicología del Imperial College de Londres.

El Ministro Federal de Sanidad Suiza pidió al Dr. Rudolf Brenneisen, profesor del departamento de investigación clínica de la Universidad de Bern, que revisara los datos del caso. El Dr. Brenneisen ha dicho que los informes de los análisis toxicológico y de la autopsia eran "escasos y no concluyentes" y que llegar al resultado de que la muerte había sido por embriaguez de cannabis "no era legítimo".

Según el análisis toxicológico de un laboratorio británico (Forensic Alliance) la sangre de Maisey contenía 130 nanogramos por mililitro (ng/ml) de THC-COOH, metabolito del THC. La concentración de THC no pudo determinarse por problemas técnicos. Según el Dr. Franjo Grotenhermen, del nova-Institute de Colonia, "una concentración de 130 ng/ml de THC-COOH en sangre es moderada, es la que se puede observar unas horas después del consumo de uno o dos porros. Los grandes consumidores de cannabis suelen tener fácilmente concentraciones de THC-COOH superiores a 500 ng/ml. Muchas personas consumen mucho más cannabis de lo que lo hizo Maisey, sin consecuencia negativa alguna."

(Fuentes: Daily Telegraph del 20 de enero de 2004, Neue Zuericher Zeitung del 28 de enero de 2004, comunicación personal)

Ciencia: El THC refuerza el efecto antiemético del ondansetron en un estudio con animales

Los antagonistas 5-HT3, como el ondansetron, están considerados como los medicamentos más eficaces para el tratamiento de las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia contra el cáncer. Se sabe que los cannabinoides naturales THC y CBD (cannabidiol) también inhiben estos síntomas. Ahora se ha estudiado en musarañas la eficacia de estos medicamentos, tanto por separado como en combinación, para suprimir la emesis provocada por el cisplatinio, agente quimioterápico causante de severos vómitos.

Los investigadores de la Universidad de Wilfrid Laurier en Waterloo, Canadá, han demostrado que en las musarañas tanto el ondansetron como el THC suprimieron de forma dosis-dependiente los vómitos y las nauseas. Además el tratamiento combinado de los dos medicamentos, a dosis en las que resultarían ineficaces por separado, suprimió completamente los vómitos y las nauseas. El CBD dio lugar a un efecto bifásico, suprimiendo los vómitos a dosis bajas y agravándolos a dosis altas.

En dos estudios clínicos anteriores, llevados a cabo por Artims y DiBella (1983) y por Lane y colaboradores (1991), el THC aumentó el efecto antiemético de la proclorperacina en humanos que recibían quimioterapia. Este nuevo estudio en animales demuestra que los cannabinoides pueden emplearse para suprimir las náuseas y los vómitos en los casos en los que no se logre el control sintomático solo con los antagonistas 5-HT3.

(Fuente: Kwiatkowska M, Parker LA, Burton P, Mechoulam R. A comparative analysis of the potential of cannabinoids and ondansetron to suppress cisplatin-induced emesis in the Suncus murinus (house musk shrew). Psychopharmacology (Berl) 2004 Jan 22, [versión electrónica ya disponible])

Noticias breves

Inglaterra: Medicamento de cannabis disponible en verano
Se espera sea aprobado para su venta en Gran Bretaña esta primavera el medicamento basado en el cannabis y desarrollado por GW Pharmaceuticals. Alan Macfarlane, inspector jefe del Ministerio de Interior, dijo que los resultados de los ensayos clínicos con el Sativex parecen prometedores. "Espero que se apruebe dentro de dos o tres meses, me sorprendería si no ocurriese así," dijo Macfarlane. GW Pharmaceuticals confía tener disponible el medicamento en el mercado el verano que viene. (Fuente: New York Times del 27 de enero de 2004)

Ciencia: Consecuencia de su status legal
Se ha estudiado la relación entre el status legal o el precio del cannabis y la frecuencia de su consumo en un ensayo llevado a cabo por investigadores australianos. Según sus responsables, la "despenalización está asociada con un aumento de la frecuencia del consumo por hombres mayores de 25 años. No hay evidencias de que la despenalización aumente de manera apreciable el inicio al consumo de marihuana por jóvenes de ambos sexos, o que aumente la frecuencia de los ya consumidores de marihuana." (Fuente: Williams J. Health Econ 2004;13(2):123-37)

Ciencia: Cannabis y perros
Ha sido analizado por investigadores de la Facultad de Veterinaria de Varsovia, Polonia, el efecto de la ingesta de cannabis en 213 perros desde 1998 hasta 2003. La cantidad de cannabis ingerido osciló entre 0’5 y 90 gramos. La dosis más baja en la que ocurrieron signos de intoxicación fue de 85 miligramos por kilo de peso y la más alta de 26’8 gramos por kilo. Los signos duraron desde 30 minutos a 96 horas. Todos los animales se recuperaron totalmente después. (Fuente: Janczyk P, et al. Vet Hum Toxicol 2004;46(1):19-21)

Ciencia: Cannabis y conducción de vehículos
Según un estudio realizado por científicos británicos, una moderada cantidad de cannabis realmente puede mejorar la capacidad de conducir vehículos. Un grupo de 20 conductores de entre 21 y 40 años tomaron parte en una prueba de simulación de conducción de vehículos. Diez de ellos fumaron el equivalente aproximado de la mitad un cigarro de cannabis. En la mayoría de las pruebas aquellos que consumieron cannabis dieron resultados superiores respecto a los que no habían consumido, incluyendo el tiempo de reacción y el número de accidentes. Según Simon Smith Wright, director del laboratorio donde se llevó a cabo el estudio, "los resultados de nuestras pruebas señalan claramente que, para determinados individuos, un consumo pequeño o moderado de cannabis es realmente muy beneficioso para su capacidad de conducción." (Fuente: Evening News del 24 de enero de 2004)

Canadá: Club de Cannabis de Toronto
El 28 de enero el departamento federal de justicia ha archivado la acusación de tráfico de drogas contra los dueños de un "club de compasión" de Toronto, una nueva victoria para los grupos oficiosos que proporcionan marihuana medicinal a pacientes. El centro fue asaltado por la policía en agosto de 2002. Por entonces proporcionaba cannabis a 1.200 enfermos, los cuales deben estar en posesión de la recomendación de un médico. (Fuente: Toronto Star del 29 de enero de 2004)

Estados Unidos: California
Según una reciente encuesta estatal, el 75 por ciento del censo californianos apoya el uso médico del cannabis, cifra considerablemente más alta que en años anteriores. La Proposición 215, ley californiana sobre la marihuana, fue aprobada en 1996 sólo con el 56 por ciento a favor. Hoy la aceptación de la ley es mucho más alta que en 1996. (Fuente: Sacramento Bee del 30 de enero de 2004)

Hace un año - Hace dos años

Hace un año

Hace dos años

[Back to Overwiew]  [IACM Homepage]


up

IACM Conference 2019

 The IACM Conference 2019 will be held on October 31 - November 2, 2019, at Estrel Hotel, Berlin, Germany.

Conferencias soportadas

STCM Conference, 19 January 2019, University Hospital Bern, Switzerland

 

Cann10, 14-16 October 2018, Tel Aviv Israel.

 

Members only

 Please click here to visit the Members Only Area with a film to honour Prof Raphael Mechoulam, 
Please click here to become a member.

IACM on Twitter

Follow us on twitter @IACM_Bulletin where you can send us inquiries and receive updates on research studies and news articles.