Está aquí: Home > Preguntas más frecuentes > Efectos secundarios vegetativos poco frecuentes: ¿El cannabis puede provocar incremento de la presión arterial, cefalea, escalofrío, náusea y dolor de estómago?

Efectos secundarios vegetativos poco frecuentes: ¿El cannabis puede provocar incremento de la presión arterial, cefalea, escalofrío, náusea y dolor de estómago?

Franjo Grotenhermen

El cannabis provoca efectos en el sistema nervioso vegetativo entre los que se encuentran incremento del ritmo cardíaco, sequedad de boca, enlentecimiento de los movimientos intestinales y cambios en la presión arterial (aumento o disminución). Son generalmente leves y bien tolerados. Su intensidad varía de un individuo a otro y en algunos sujetos se han descrito efectos inusualmente intensos y variados, entre los que se encuentra un gran incremento del pulso cardíaco y de la tensión arterial, escalofríos y temblores, dolor abdominal, cefaleas, náuseas y vómitos.
Varios consumidores por motivos recreativos me han descrito sus experiencias: un joven que había consumido cannabis durante muchos años sin efectos secundarios relevantes notó un fuerte dolor de cabeza después de tomar LSD que hizo que tuviese que acudir a un hospital. Presentaba una altísima presión arterial (sistólica de 190 mmHg). Posteriormente, cada vez que volvía a consumir cannabis, sufría dolor de cabeza y aumento de la presión arterial. Otro consumidor relataba que en algunas ocasiones presentaba un fuerte y preocupante aumento de las pulsaciones (140 por minuto) que duraban más de 1 hora después del consumo. Dos se quejaban de dolor de estómago a los pocos minutos del consumo, uno de ellos acompañado de flatulencia. Otro sentía escalofríos y temblores cada vez que consumía. En Internet (http://rxmarijuana.com) encontré la experiencia de un sujeto que se quejaba de diversos síntomas, entre ellos aumento importante del pulso, ansiedad, eructos dolorosos y escalofríos.

Unimed Pharmaceuticals

La información resumida en la siguiente tabla procede de los ensayos clínicos controlados realizados en EE.UU. e Inglaterra, con 474 pacientes a los que se les administró Marinol (dronabinol). Los estudios relacionados con pérdida de peso relacionada con el SIDA incluyeron a 157 pacientes que tomaron dronabinol a dosis de 2'5 mg al día y 67 que tomaron un placebo. Los estudios relativos a las náuseas y vómitos provocados por la quimioterapia incluyeron a 317 enfermos que recibieron dronabinol y 68 placebo.
" El "subidón" (risa fácil, regocijo, conciencia aumentada) fue dosis dependiente y lo presentaron tanto los pacientes que tomaban Marinol en el estudio antiemético (24%) como en el de pérdida de apetito (8%). El efecto adverso relacionaba con el Sistema Nervioso Central (SNC) más frecuente en el estudio controlado con placebo en el SIDA fue referido por el 33% de los pacientes. Alrededor de un 25 % de los enfermos dijeron presentar un leve efecto en el SNC durante las primeras dos semanas y alrededor de un 4% lo presentaron al menos una vez a la semana durante las siguientes seis semanas.

PROBABLEMENTE RELACIONADOS: Incidencia mayor del 1%. Porcentajes citados en los ensayos de anorexia relacionada con el SIDA (N=157) y náuseas relacionadas con la quimioterapia (N=317). Los porcentajes son generalmente mayores en el uso antiemético (figuran entre paréntesis).
Efectos generales: Astenia [pérdida o disminución de fuerza o energía]. Cardiovasculares [relativos al corazón y a la circulación: Palpitaciones [conciencia de latido cardíaco], taquicardia [aumento de la frecuencia cardiaca], vasodilación/enrojecimiento facial.
Digestivos [relativos a la digestión]: Dolor abdominal, náusea, vómitos.
Sistema nervioso: (Amnesia), ansiedad/nerviosismo, (ataxia [problemas de coordinación muscular]), confusion, despersonalización, mareos, euforia, (alucinaciones), reacciones paranoides, somnolencia, pensamiento anormal.

PROBABLEMENTE RELACIONADOS: Incidencia menor del 1%.
Cifras relativas al estudio de anorexia relacionada con el SIDA (N=157) y náusea relacionada con la quimioterapia (N=317).
Cardiovasculares: Conjuntivitis [enrojecimiento ocular], hipotensión.
Digestivo: Diarrea, incontinencia fecal.
Musculosesqueléticol: Mialgia [dolor muscular].
Sistema nervioso: Depresión, pesadillas, dificultades en el habla, tinnitus [ruido de oídos].
Piel y anexos[pelo y uñas]: rubor.
Sentidos: dificultad en la visión.

RELACIÓN CAUSAL DESCONOCIDA: Incidencia menor del 1%.
La trascendencia clínica de la asociación de estas referencias con el tratamiento con Marinol es desconocida, pero se citan como señal de alerta para el clínico.
A nivel general: Escalofríos, cefalea, malestar general.
Digestivos: Anorexia, elevación de enzimas hepáticos.
Respiratorios: Tos, rinitis, sinusitis.
Piel y anexos: Sudoración.

Fuente: Información sobre el Marinol (dronabinol, THC) por Unimed Pharmaceuticals, Inc., Enero de 2001, www.marinol.com (información para los médicos).
 

Revista

Members only

 Please click here to visit the Members Only Area with a film to honour Prof Raphael Mechoulam, 
Please click here to become a member.

IACM on Twitter

Follow us on twitter @IACM_Bulletin where you can send us inquiries and receive updates on research studies and news articles.