Está aquí: Home > Preguntas más frecuentes > Ansiedad: El cannabis, ¿provoca ansiedad, la reduce o provoca ambos efectos?

Ansiedad: El cannabis, ¿provoca ansiedad, la reduce o provoca ambos efectos?

US Institute of Medicine

Aunque el efecto más frecuente tras fumar marihuana es la euforia, pueden aparecer reacciones adversas del humor, que son más frecuentes entre consumidores noveles tras altas dosis. Generalmente ceden pasadas unas horas y responden bien tranquilizando y asesorando a quien lo padece. Las reacciones indeseables más frecuentes son la ansiedad y la paranoia; también pueden presentarse otras como pánico, depresión, disforia, despersonalización, delirios, despersonalización, ilusiones y alucinaciones.
Fuente: Joy JE, Watson SJ, Benson JA, eds. Marijuana and medicine: Assessing the science base. Institute of Medicine. Washington DC: National Academy Press, 1999.
 

US Institute of Medicine

El "subidón" asociado al consumo de marihuana no suele estar considerado como efecto terapéutico. Pero la mejora del ánimo, la reducción de la ansiedad y la moderada sedación pueden ser efectos médicos buscados en aquellos pacientes que sufran conjuntamente de dolor y de ansiedad. De este modo, aunque los efectos psicológicos de la marihuana solo son efectos secundarios, pueden contribuir al alivio de otros síntomas.
Fuente: Joy JE, Watson SJ, Benson JA, eds. Marijuana and medicine: Assessing the science base. Institute of Medicine. Washington DC: National Academy Press, 1999.
 

Giovanni Marciano y colaboradores

En nuestro estudio demostramos cómo los cannabinoides endógenos poseen efectos centrales en la extinción de los recuerdos adversos. (…)
Las ratas fueron entrenadas para asociar un sonido con una descarga eléctrica (reflejo condicionante). Después del condicionamiento, los animales temblaban cada vez que oían el sonido. Esta respuesta sirve como indicador del recuerdo adverso y se va extinguiendo gradualmente a medida que repetimos el sonido (…) Las ratas sin receptores CB1 mostraban un marcado deterioro en su extinción a corto y medio plazo. (…)
Nuestros resultados sugieren que el sistema cannabinoide endógeno representa un posible objetivo terapéutico para el tratamiento de enfermedades asociadas a una persistencia inapropiada de recuerdos adversos o a una respuesta inadecuada a situaciones de riesgo, como así ocurre en el trastorno por estrés postraumático, las fobias o algunas formas de dolor crónico.
Tomado de: Marsicano G, et al. The endogenous cannabinoid system controls extinction of aversive memories. Nature 2002;418(6897):530-534.
 

Pankaj Sah

Marciano et al proponen un nuevo papel para el sistema endocannabinoide: la extinción del miedo relacionado con la memoria. Éste descubrimiento podría tener implicaciones en el tratamiento en humanos de los trastornos de ansiedad.
La memoria se forja de diferentes formas, una de las cuales es el condicionamiento pauloniano (el ejemplo clásico de los perros de Pavlov), que aprendieron a esperar comida cuando escuchaban un sonido determinado. El humano utiliza todos estos tipos de asociaciones, por ejemplo solemos relacionar una determinada pieza musical con nuestro primer amor. Pero no siempre la conexión es placentera. Imagine que está dando un tranquilo paseo por el parque cuando es asaltado por un individuo armado. Durante el ataque, usted está aterrorizado, el corazón le palpita y las manos le sudan. Corre y escapa. Posteriormente, cuando vuelva al parque, comprobará que le vienen a la memoria los detalles del ataque y el sudor a las manos.
Se ha argumentado que los circuitos neuronales que subyacen tras el miedo condicionado presentan semejanza con los responsables de las patologías clínicas relacionadas con el miedo, como el trastorno por estrés postraumático. Los tratamientos conductuales para el mismo, que incluyen la desensibilización sistemática y las terapias de inmersión, comparten rasgos con la extinción. El hallazgo de que los endocannabinoides contribuyen a dicha extinción nos lleva a la posibilidad de que los fármacos que actúen sobre estas moléculas y receptores, puedan ser útiles para el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Finalmente citamos algunos casos de pacientes, de la abundante bibliografía existente, que usaron cannabis a altas dosis al inicio de su enfermedad, lo cual ha sido considerado como contribuyente para la misma. Es posible que represente una forma de automedicación para la extrema ansiedad que en ocasiones estos pacientes padecen.
Fuente: Sah P. Neurobiology: Never fear, cannabinoids are here. Nature 2002;418(6897):488-9
 

Franjo Grotenhermen

Me gustaría presentar un caso de uso con éxito de cannabis en un paciente con crisis de pánico. Un suizo que las presentaba me contó hace poco que el cannabis le era muy útil entre ataque y ataque. Nunca lo había consumido durante las crisis, pues una vez presentada ya era demasiado tarde para hacerlo. Las crisis habían comenzado hacía nueve meses sin causa desencadenante aparente y las tenía prácticamente a diario. También tenía nauseas, pérdida de apetito y mareos. Su medico le había mandado un tratamiento muy fuerte, que no había seguido de manera continua. Hace 5 meses que comenzó a consumir cannabis tres veces a la semana. Las crisis han disminuido de frecuencia e intensidad. Las náuseas y los mareos han cedido completamente y ha recuperado el apetito. Los ataques de pánico han desaparecido casi por completo.
Fuente: Grotenhermen F. Kann Cannabis bei einer aufkommenden Panikattacke sinnvoll eingesetzt werden? [Can cannabis be used in an arising panic attack?] Hanf-Magazin, September 2002.

Declaración

Declaración de Derechos Humanos por el Acceso Médico al Cannabis y a los Cannabinoides

IACM on Twitter

Follow us on twitter @IACM_Bulletin where you can send us inquiries and receive updates on research studies and news articles.